Restaurantes, Deliverys y mucho mas...

RUBROS

Sushi

 

 

 

 

Volver a la GuiaNotas

 
 
 
Restaurante: “MAGARIÑOS”
 

La mística de los cafés en Ramos Mejía

En Ramos Mejía, el 12 de agosto del 2001, en la esquina de Saavedra y Avenida de Mayo se inauguró Magariños Restaurant Bar. Ya pasaron 11 años desde que padre e hijo, Tito y Quique, respectivamente comenzaron a escribir una historia única en el barrio. En el mejor sentido sus raíces españolas llevan el ADN gastronómico.


La mística de los cafés en nuestro país siempre tuvo presentes a los españoles, y esa mística Magariños la construye desde su apertura.
En todo el día, todas las generaciones….
Por ejemplo, todas las mañanas ambos salones están ocupados por los vecinos que se conocen. Son habituales los comentarios de mesa a mesa, los mozos y los parroquianos son llamados por su nombre.
Es paradójico que las nuevas tendencias de marketing gastronómico en la actualidad tengan ese objetivo, que aquí se dio naturalmente, osea de la mejor manera.

Hay sin lugar a dudas un grupo de viejos amigos que se ganó el cariño de todos y fue bautizado (con cuadro con la foto de ellos) como “El Rincón de los Notables Magariños”. Todos los días se encuentran y recuerdan a la laguna del Ateneo Don Bosco, el boulevard actual Avenida de Mayo, y debaten ardorosamente el presente y sueñan el futuro de su querido Ramos Mejía.
Durante las mañanas la cafetería es lo más elegido acompañada por deliciosas facturas.

Al mediodía la carta es muy variada, casera y por lo tanto fresca y muy rica. Ingenieros, arquitectos, médicos y profesionales del barrio se convierten en los comensales de Magariños.
A la hora de la siesta, están los jóvenes notables, otro gran grupo de amigos que luego del almuerzo matizan la sobremesa con intensos debates sobre todos los temas y por supuesto de cuestiones ramenses.

Por las tardes el lugar preferido por quienes vuelven del gimnasio o del trabajo es el deck del lado de Avenida de Mayo, ideal para disfrutar exprimidos o cervezas con abundantes picadas o la variopinta sandwicheria.
En la noche los ventanales dibujan grupos de amigos o parejas, dentro de una ambientación acompañada por una propuesta  de la carta para todos los gustos, que incluyen lo clásico y los gourmet.
Los fines de semana, los tragos son los más elegidos…

Ahora se dice “buena vibra”, es lo mismo que decir calidez, armonía, cordialidad, distención…
Esa buena onda y energía que se ve en el equipo de trabajo y compañerismo de Magariños, es la que contagia a todos los que nos acercamos en algún momento del  día.

FELIZ ANIVERSARIO MAGARIÑOS, Ramos Mejía tu barrio y salute!!!